Tus emociones son importantes

¿Qué hacer con tus emociones? Sentirlas


“Las emociones no te enferman, lo que te enferma es no sentirlas.”

- David Frawley


Esta frase de David Frawley refleja el verdadero origen de muchas enfermedades. Desde la mira del Ayurveda, la enfermedad (y/o síntomas) es la manera que ha encontrado tu cuerpo para poder sobrevivir. Cuando no nos permitimos sentir e ignoramos una emoción nos enfermamos. Cada síntoma en nuestro cuerpo está a nuestro servicio para contarnos algo que no estamos queriendo sentir.

Asimismo, la enfermedad es un reflejo de que en algún momento nos desconectamos del aquí y el ahora y no nos permitimos sentir. En muchas ocasiones, la enfermedad en sí es menos dolorosa que sentir lo que en ese momento pasaba. ¿Qué ha generado que no nos detengamos a sentir? Varias cosas: nuestras creencias, las de nuestros padres, las del colectivo, la tecnología, la constante exposición a estímulos externos y el tiempo.

El no sentir nuestras emociones es mucho más común ahora que en tiempos pasados. Antes el tiempo era más pausado y lento. Ese ritmo permitía que los seres humanos estén en un mejor equilibrio, con el suficiente tiempo para lograr sus aprendizajes.

El Ayurveda es una ciencia milenaria que te invita a auto observarte siempre y que tiene como principal objetivo la prevención. A continuación, te dejamos estos pasos para que puedas permitirte sentir y que puedas prevenir enfermedades y gozar tu bienestar.


Recuerda una situación que últimamente hayas vivido y de la que crees que no te permitiste sentir todo lo que ese momento traía. No es necesario que revivas todo lo sucedido solo que te permitas sentir.


1. Toma consciencia de tu cuerpo. Regálate unos minutos en silencio y con los ojos cerrados para sentir tu cuerpo, sentir cada miembro, cada órgano. Algo que es clave es que lo puedas hacer sin juzgar. Las emociones no son ni buenas ni malas, solo son emociones y son pasajeras. Tú no eres las emociones que puedas sentir.


2. Una vez que entres en contacto con tu sentir, puedes describir en voz alta la emoción y qué características/atributos tiene esa emoción. Ejemplo: Siento tristeza en el pecho, me oprime, es dura, fría y es como de color celeste. Lo que sea que sientas y los atributos que sientas está bien. Amplifica la emoción y sus atributos a todo tu cuerpo.


3. Una vez que has tomado consciencia, has identificado la emoción y has expresado, puedes tomar un respiro profundo y ahora sentir cómo estás. Seguramente se ha aliviado el síntoma y las sensaciones.


Ahora puedes preguntarte ¿Cómo te sientes ahora?, ¿Hay algún cambio en tu cuerpo?, ¿Qué es lo que tienes que aprender de esa situación?, ¿Qué podrías hacer diferente a lo que siempre haces?, ¿Existen otras maneras de ver la situación?


Sentir es parte de la experiencia humana. Cuando te permites sentir una emoción tal como es sin los juicios de la mente, vas a poder observar que es corta y pasajera. Muchas veces lo que hace que una situación se convierta en sufrimiento y sea muy doloroso son nuestras creencias y pensamientos pero no la emoción como tal.


Este y más ejercicios aprendes en la Formación de Coaching Ayurveda y son de utilidad tanto para ti como para acompañar a otros.