5 diferencias entre un Coach y un Sanador Védico

Seguramente has escuchado que la gente asiste con un coach para guiar su vida de una mejor manera. Pero tal vez no conocías la existencia de un Sanador Védico. Algunos, por otro lado, confunden entre quién es un coach y quién un sanador védico. Pero aquí te compartimos algunas diferencias para que lo tengas claro.


COACH


  • El coach trabaja en sí mismo para silenciarse y poder tener la habilidad de escuchar y hacer preguntas acertivas para su consultante.

  • El coach trabaja en el entendimiento de la persona a nivel mental, para que pueda educarse dándole información de sabiduría y explicándole su proceso y así pueda salir de su zona cómoda.

  • Él conecta con la persona para que esté en contacto con su sufrimiento y pueda tomar conciencia y pasar a una etapa de dolor, para luego llevarle a través del entendimiento al bienestar.

  • El coach trabaja en el entendimiento a través de preguntas llevándole a la persona que comprenda que hay algo en cubierto que no había visto. Así, puede terminar la sesión llevándose un más amplio entendimiento de lo que está pasando física, emocional o mental.


SANADOR VÉDICO


  • Sanador es una persona que trabaja desde el silencio y su conexión profunda con la divinidad para poder ser un canal, y acompañar a la persona a que su energía se organice como la divinidad dispone.

  • Un sanador guía a que su mente se depure, se limpie de memorias y creencias como la divinidad dispone. Su cuerpo reorganice tal cual la divinidad dispone.

  • El sanador confía que hay un orden divino y hace el acompañamiento para que la persona pueda entrar en un estado de receptividad y relajación y así recibir esas bendiciones a través de distintas herramientas.

  • El sanador trabaja a través del hemisferio izquierdo de lo simbólico, de lo energético, de los canales del cuerpo y de la mente, del cuerpo físico, astral para que eso se pueda re-establecer.

  • Finalmente, un sanador sabe evaluar a un nivel energético y ancestral cuál es la técnica de acompañamiento que la persona necesita, sin entrar en los campos mentales a través del conocimiento ni la palabra.


Si tú ya eres un coach, el siguiente paso es trabajar con la energía, con el hemisferio izquierdo y con la conciencia de la persona en otra dimensión y convertirte en un sanador.